Siete maneras efectivas de enfrentar los gastos

Categoría: Emprendedora / March 31, 2014
Siete maneras efectivas de enfrentar los gastos

Mejora tu economía detectando los sentimientos que te llevan a tomar decisiones financieras.

1. Controla tu lado shopaholic

Con el pretexto de que estamos contentas, ¡o peor!, que estamos tristes, asaltamos el centro comercial. En un principio, la experiencia nos hace sentir bien, por lo que no medimos la cantidad de dinero que desembolsamos y terminamos gastando lo que no tenemos y entramos en un estado de angustia posterior. Si eres shopaholic, no cargues tu tarjeta de crédito y usa una de débito, pero no te excedas.

 

2. Habla sobre ello

Te mueres de pena contarle a alguien sobre tus problemas financieros y los mantienes en secreto... No te los calles, no es que los vayas diciendo por ahí a todo el mundo, pero sí platícalo con personas a las que les tengas mucha confianza. Te darás cuenta de que no eres la única, y aprenderás de cómo otros han superado una situación muy similar.

 

3. Ve por lo que mereces

"¿Por qué no gano lo suficiente, si soy tan buena y entregada en lo que hago?", te preguntarás. Pero ¿has pedido aumento de sueldo? Seguramente la respuesta es no. Así que no te conformes y prepara una lista de tus logros y, sin pena, habla con tu jefe ¡y ve por ese aumento!

 

4 ¡Suelta el pedal!

Te subes al coche y quieres llegar antes que todos. Conducir agresivamente no te está ayudando a mantener el dinero en tu cartera; cada vez que aceleras y frenas bruscamente, gastas mucho combustible. La American Automobile Association en EU afirma que basta con reducir la velocidad de 70 km/h a 60 km/h para ahorrar gasolina hasta un 23%. No te contagies de la histeria de los demás.

 

5. Deseo de pertenecer

¿Tus gastos fuertes son porque quieres alcanzar un estatus social? Este es el camino directo a la bancarrota. Debes estar consciente de que el reconocimiento no te lo dará el dinero. El estilo al vestir, hablar y comportarte no tiene nada que ver con el dinero, sino con la educación y la actitud. No gastes en cosas muy caras, si eres tú misma, siempre serás bienvenida donde sea... Y este valor no tiene precio.


6. Consúltalo con la almohada

Antes de embarcarte en un gasto grande (casa, coche, viaje, un bolso carísimo, etc.), espera unos días antes de firmar. No te dejes llevar por la emoción de que te encanta y por la presión del vendedor de que la oferta desaparecerá. Aunque te fascine y en ese momento te parezca la mejor idea, llévate el plan a la cama, para que después no te veas atrapada en algo que fue solamente un impulso.


7. De tu BFF a tu FBF

Un buen truquito es encontrar una amiga que sea una buenaza para ahorrar, una FBF (Financial Best Friend), y cada vez que salgas a comprar cosas importantes, la lleves contigo para que te contenga en caso de que tus impulsos te atrapen. No es que te deshagas del resto de tus amigas, sólo que si andas en plan ahorrador, no te conviene ir con ellas al shopping.

Fuente: Cosmopolitan.

Gracias por compartir!