10 malos hábitos que arruinan tu piel

Categoría: Moda & Belleza / August 20, 2014
10 malos hábitos que arruinan tu piel

Muchas veces pensamos que nuestra piel no es importante y la dañamos sin darnos cuenta. Si no te acostumbras a cuidarla desde ahora, en el futuro será cada vez más difícil y demasiado tarde.

 

Prevén las arrugas, manchas, cicatrices, resequedad y envejecimiento prematuro con estos sencillos consejos que harán la diferencia para tener una piel sana y radiante.

1. Fumar: Los químicos que tiene el cigarro no sólo destruyen tus pulmones y tu corazón, también afectan tu piel. Algunas señales que indican que debes estar alerta son: envejecimiento prematuro (arrugas), piel con textura opaca o ceniza, piel reseca y manchas. Si eres joven y piensas que ahora no te afecta, espera un par de años y notarás las consecuencias.

2. No tomar agua: Nuestro cuerpo está compuesto por agua, más o menos, en un 60%. Cuando no consumimos suficientes líquidos, el agua que está en nuestro organismo es utilizada prioritariamente para las funciones vitales. La piel no entra en esta categoría y el faltante de agua se refleja en labios, cabello y piel reseca. Como te imaginas, esto propicia las arrugas y la escamación en la piel.

3. Dormirte maquillada: Toda la vida nos han dicho que esto es lo peor… es cierto. Cuando no te desmaquillas, tus poros se tapan y es muy fácil que se acumulen bacterias y grasa que se convierten en barros y espinillas. Además, las sustancias del maquillaje deterioran la textura de tu piel. Durante la noche, el tejido se regenera y las sustancias ajenas impiden que esto ocurra.

4. No usar productos para tu tipo de piel: Los tratamientos dermatológicos especializados están diseñados para la composición de tu piel. Si tienes piel sensible y usas cremas para piel grasa, te puede dar una alergia o reacción. Si tu piel es grasa y usas lociones para piel seca, te pueden salir más granitos y así sucesivamente. Por otro lado, alteras el equilibrio natural de tu piel y desbalanceas su PH.

5. No exfoliarla y/o humectarla: Exfoliarte significa hacer una limpieza profunda en tus poros. No hay que hacerlo en exceso porque puede tener un efecto negativo. Una a dos veces por semana con el producto adecuado para tu piel es más que suficiente. Humectarla, sobre todo en época de frío, evitara el envejecimiento prematuro.

6. No usar protección solar: Los rayos UV son cada vez más dañinos. El sol causa arrugas, manchas y cáncer de piel. Debes utilizar protector todos los días con un FPS de al menos 30. Existen líneas para todo tipo de piel, incluso con maquillaje integrado y no son grasosos.

7. Desvelarse: Cuando duermes poco no sólo te sientes cansado, tu cuerpo se deshidrata y tu piel se reseca. Además, tu cuerpo no tiene el tiempo suficiente para regenerar las células de la piel.

8. No lavarse la cara: Hazlo dos veces al día, en la noche y en la mañana y con un jabón adecuado, y de preferencia neutro. También es importante lavarte después de sudar o hacer ejercicio. No lo hagas en exceso porque puedes resecar tu piel.

9. Quitarse los granitos: Es una muy mala idea porque puedes empeorar la infección (barro o espinilla) y además dejar un marca o cicatriz de la que te arrepientas siempre.

10. Utilizar maquillaje con sustancias tóxicas: Aunque cada vez menos marcas usan plomo o demasiados químicos, todavía es un ingrediente común para los cosméticos. Busca una opción natural o dermatológica que no cause estragos en tu piel. Puedes preguntar a tu dermatólogo.

 

Fuente: patycantu.com

Gracias por compartir!